martes, 30 de junio de 2015

Sele Martínez, entrenadora del equipo Benjamín B Academia RedBlue, satisfecha con el crecimiento del grupo



Selene Martínez Sánchez, nuestra entrenadora del equipo Benjamín B es monitora titulada y estudiante de último curso de INEF y siempre le ha gustado trabajar con los más pequeños. Este año ha culminado con éxito su primera experiencia  docente en fútbol sala y está encantada con los resultados. El grupo ha terminado la Liga en segunda posición. Luchando hasta el último momento por el liderato. El balance de la temporada  es altamente positivo. Sele se muestra satisfecha con el crecimiento del combinado.

  “La verdad es que sí, tal y como empezamos  ha sido una evolución muy importante. Inicialmente éramos siete y jugábamos partidos con ayuda de Prebenjamines. Con todo en la mayoría de partidos hemos obtenido un buen resultado. Quedamos segundos y estuvimos luchando hasta el final por conseguir el liderato. Al final no pudo ser pero para ser el primer año de benjamines, la verdad es que estoy bastante contenta con ellos”.

-¿Cómo has visto la evolución de los jugadores?
-La verdad es que todos mejoraron mucho. Había un par de ellos que llegaron a la categoría con una buena base pero el resto empezó de cero y desde el principio hasta ahora han mejorado muchísimo. Al principio no eran capaces de dar ni dos pases seguidos y ahora en los últimos partidos todos hemos notado la evolución, se notaba que ya tocaban, que no era solo coger el balón  y tirar sino que han ido interiorizando conceptos que les van preparando para que el año que viene puedan alcanzar otros objetivos.

-¿Qué aspectos trabajaste con ellos?
Este año nos centramos básicamente en el esquema de juego en rombo, ya que ellos venían acostumbrados a jugar con el sistema 2:2. Creo que para esta categoría es mejor jugar en rombo porque así se van acostumbrando y el año que viene serán capaces de fijar las marcas También hemos basado nuestro sistema de juego en el toque,  es decir, no jugar al pelotazo  ni abusar de conducción sino intentar jugar al primer toque, control y pase. El objetivo fue que aprendiesen a defender, sobre todo, a jugar como equipo. Enseñarles que un equipo no son individualidades sino un grupo que debe ser como una piña, es decir trabajar todos para el equipo


¿Qué objetivos os fijáis para el próximo año?
Para el año viene creo que es fundamental continuar  con ese esquema, intentar acoplar el esquema a los nuevos prebenjamines que suben de categoría. En principio vamos a mantener el grupo de siete que tenemos ahora y que estos jugadores  de segundo sean los que aporten su experiencia para ayudar a los de primero a adaptarse a la categoría. Por lo demás lucharemos con los mismos objetivos de este año, empezar con los de primer año desde abajo, como este año, con los fundamentos básicos  y con los siete de segundo  año ir avanzando un poco más, preparándolos para cuando tengan que dar el salto a la categoría alevín que ya es una categoría mucho más competitiva.


Aparte de ser entrenadora de fútbol y fútbol sala en las Escuelas Deportivas Vigo 2015, Sele y Maca son jugadoras del Alerta Navia, con el que este año han conquistado el ascenso a Primera Autonómica y ganaron la Copa Galicia. En la próxima temporada, ambas podrían jugar también a fútbol sala en el marco del Proyecto Olivo que podría dar luz verde a una sección femenina  con nuestro club. Algo nos comentó a Maca y a mí, Fran, nuestro presidente acerca de que  le gustaría que formásemos parte de ese proyecto de futbol sala. De hecho, yo empecé jugando en sala, después pasé a fútbol, pero hasta el año pasado compaginaba fútbol y fútbol sala. Este año por falta de equipo lo dejé un poco apartado y estoy solo en fútbol pero me gustaría volver a fútbol sala.
-¿Cómo ves este proyecto?
Sería importante ese acuerdo porque El Olivo es el club más importante de Vigo de futbol femenino y haría perfecto maridaje con el nuestro, que  es uno de los más importantes de Fútbol Sala. Si se fusionaran sería muy importante.

-Pese al compromiso y el esfuerzo, para las chicas es más complicado triunfar en este deporte que para los chicos. ¿Que es lo que ocurre?

Tanto el sala como en fútbol, las mujeres estamos un poco discriminadas. Creo que las Federaciones deberían de respaldar más a las categorías femeninas. Nosotras, ahora que ascendemos a Primera Autonómica, no tenemos las mismas ayudas que tienen los chicos. El club tendrá que hacer frente a más gastos porque competiremos en una liga superior que exige más desplazamientos. Muchos equipos femeninos que ascienden se ven obligados a rechazar el ascenso al no poder hacer frente a los gastos. Creo que las federaciones deberían de mirar un poco más por el deporte femenino. Las chicas también sabemos jugar. Es cuestión de mentalidad. Las niñas abandonan aquí en España pero si fuera de este país hay otro concepto distinto.  Se puede vivir de este deporte, algo que por el momento en España es imposible, por eso muchas  jugadoras excelentes se quedan por el camino.