viernes, 10 de julio de 2015

ENTREVISTA A ALBERTO EN SU PRIMER AÑO EN ITALIA. ESTE AÑO VOLVERÁ PARA EL V CLINIC DE PORTEROS Y EL X CAMPUS.Alberto Fernández participa en el Módulo de Porteros del Campus Doble F Sport y nos cuenta su experiencia en el Futsal italiano




El guardameta vigués de fútbol sala, Alberto Fernández, hace un balance positivo de su primer año en Italia donde esta temporada ha estado creciendo profesionalmente en la Cascina Orte, que este año ha logrado auparse a la Liga A1, la división de honor del Futsal italiano. A su regreso a Vigo para pasar las vacaciones en familia nos comenta que
 “la experiencia en la Cascina ha ido muy bien,  mejor de lo que esperaba. Llegue allí con Ramiro López y tuve la gran suerte de coincidir  con más compañeros españoles, del sur fundamentalmente  y con Javi, otro compañero de La Coruña.  Gracias a eso la adaptación ha sido más fácil.

Alberto participa estos días en el VIII Campus Doble F Sport junto a Kiko López en el Módulo de Porteros, mostrando a los chavales todo lo que ha aprendido en estos años de formación, primero en el VIGO2015, (pertenece a la primera generación de jugadores del club), y luego en el Lobelle y el Futsal, antes de dar el salto a la Liga Italiana. “Claro que al principio fue un poco más duro”, -nos comenta- "sobre todo por el idioma que ha sido la principal barrera,  pero también por estar lejos de casa,  lejos de la familia y de los amigos, pero al final logré adaptarme y la experiencia me ha ayudado a madurar como persona y como jugador".
Con disciplina y motivación, pronto se adaptó a la rutina diaria. “Me levantaba, desayunaba, iba a entrenar, volvía a casa y después de comer, descanso o siesta antes de volver a entrenar en la sesión de tarde. Al terminar, como en el pueblo no hay muchas cosas que hacer, iba con los compañeros de equipo hasta la cantina y por último, de vuelta a casa a estudiar un poco antes de dormir”
Lo más duro para cualquier chaval de su edad, es adaptarse a una doble rutina diaria de entrenamientos de alto rendimiento, que exigen mucha concentración sin descuidar los estudios, otro pilar fundamental en la formación de los jóvenes que deciden dedicar parte de su vida al deporte. Alberto tiene claro que el éxito deportivo es importante pero efímero y por eso sigue estudiando. Este año se ha matriculado en Económicas y aunque no asiste a clase lleva los estudios al día y sus notas son muy buenas.  Hay que organizarse muy bien para sacar adelante el curso y no es fácil con una doble sesión de entrenamiento cada día, en horario de mañana y tarde. Sabe que  debe cumplir con el equipo y con la Facultad. “Hacíamos casi siempre doble sesión de entrenamiento. Entrenábamos lunes, martes a doble sesión, luego el miércoles descanso, el jueves doble sesión, viernes ya un entrenamiento solo y luego pues jugábamos entre semana o el domingo. Era bastante duro”. Es complicado y tiene mucho mérito sacar adelante los estudios en estas condiciones,  “sobre todo como lo hago yo a distancia, sin profesores que te ayuden a digerir mejor la materia”.  La receta de su éxito es sencilla pero meritoria: “Intento hacer un horario con los ratos libres que tengo y organizarme para estudiar un poco. Cada día un tema y así en los ratos libres voy estudiando poco a poco". Con el idioma libró duras batallas al principio para poder comunicarse.
“Entender el italiano es fácil porque se parece mucho al español y sobre todo al ser gallego parlante ayuda bastante, lo he tenido un poco más fácil que los andaluces. Ahora,  más o menos ya puedo hablar ya un buen italiano y entenderme con todos".



Rendir en los estudios sin bajar el ritmo en los entrenamientos no es fácil sobre todo con un entrenador tan intenso como Ramiro López, que  exige siempre lo mejor de cada jugador. “Da mucha caña pero siempre para que mejore. Está pendiente de cada detalle. Te corrige todo, está siempre pendiente de ti, de cómo evolucionas y al final te ayuda a mejorar muchísimo”.
Perteneciente al primer equipo del club VIGO2015 hoy es un ejemplo y un espejo en el que se miran los más pequeños. Para Alberto, la experiencia  vale la pena y su mensaje a los chavalines que están empezando es que trabajen duro en el parqué e hincando los codos en casa con los estudios,  “yo lo único que les digo es que trabajen muchísimo en los entrenamientos, que se esfuercen porque al final si quieres puedes y los frutos llegan. Y que no piensen nunca en abandonar los estudios. Yo he conocido a muchos que eran buenos y que al final se les fue la cabeza y no llegaron porque no quisieron o no se esforzaron lo suficiente y al final yo creo que merece la pena el trabajo y sobre todo compaginarlo muy con los estudios”.


Alberto no se plantea metas a medio o largo plazo. Solo desea llegar lo más lejos que pueda en este deporte. “No me planteo una meta. Voy año a año, paso a paso, partido a partido como diría Simeone y lo que tenga que se será”


Kiko López nos muestra los secretos del entrenamiento específico de porteros en el VIII Campus Doble F Sport


En el último día del VIII Campus Doble F Sport de Fútbol, Fútbol Sala y Porteros en las instalaciones deportivas de la Universidad de Vigo nos acercamos hasta el Módulo Específico de Porteros para hablar con Kiko López, su coordinador. Un entrenador que desde pequeño vivió en primera persona el fútbol sala, que como muchos otros chavales empezó jugando en el colegio y en el equipo del barrio, y  que, aunque en el Instituto nadie le creía, al principio,  despuntó en el Redcom Vigo, que en aquellos tiempos era todo un referente en la ciudad, ya que el primer equipo estaba en Segunda División. Kiko disfrutó y aprendió todo lo que había que aprender de este deporte y ahora compagina su amor por la fotografía con el deporte. Trata de devolver un poquito de todo lo que aprendió mostrando ese legado “a los jovenzuelos que viene por ahí pegando fuerte”.
El juego específico de un portero es diferente y su entrenamiento es también distinto al de un jugador de campo. Hay que trabajar su flexibilidad, su resistencia y su fuerza con ejercicios específicos Requiere por tanto un entrenamiento más especializado y se centra primordialmente  en ejercitar una serie de habilidades que debe dominar y perfeccionar un buen guardameta. Por ejemplo, es muy importante la velocidad de reacción y los reflejos y eso hay que trabajarlo con entrenamiento específico. 
 “El portero debe tener un cuerpo flexible y elástico, ser ágil y tiene que coordinar muy bien su percepción espacio-temporal. Asimismo, hay que ejercitar muy bien la velocidad en desplazamientos cortos, la velocidad de reacción pero también debe aprender a protegerse. El guardameta esta siempre expuesto a determinados riesgos de golpes y lesiones, ya sea por balonazos o por colisiones con otros jugadores”.

Nadie dijo que fuera fácil ser portero, es un trabajo que exige altas dosis de sacrificio y entrega pero, además también hay que tener una serie de cualidades o habilidades que a veces son innatas pero que en todo caso hay que trabajar para perfeccionar:
“Visión periférica dentro del campo,  un elevado grado de anticipación y rapidez mental en la toma de decisiones para saber en todo momento cuál es la mejor opción de juego”. Asimismo, debe de estar siempre en contacto con sus compañeros para orientarles y a veces darles consejo desde su posición privilegiada bajo los palos, y sobre todo mucha autoestima, entereza y fuerza psicológica para sobreponerse a situaciones adversas, espíritu de sacrificio y compañerismo."
Pese a que lleva tiempo en la enseñanza de este deporte, se muestra sorprendido con la calidad técnica de los chavales que participan este año en la VIII edición del Campus Doble F Sport que concluye este viernes. El balance es altamente positivo. “El campus ha estado muy bien. Creo que se ha aprendido bastante, sobre todo los más pequeños con los que hay que partir un poco de cero mostrándoles lo que es control de balón y golpeo, sobre todo. La verdad es que estoy gratamente sorprendido con la calidad de muchos jugadores, sobre todo los niños más pequeños, que se ven muy bien, bastante avanzados para la edad que tienen, incluso”
Los entrenadores detectan enseguida si un niño tiene  cualidades o apunta maneras. “Hay niños que han jugado un poco en el equipo del colegio o con sus amigos del barrio. Son diferentes y se nota la diferencia, porque van sin miedo al balón, y tienen otra forma de echar las manos. Van mas sueltos. Han pasado por portería aunque sea jugando con sus amigos y se ven un poquitos más avanzados. Luego hay otros niños que empiezan de cero y quieren ser porteros. Cuando no tienen ningún tipo de conocimiento o experiencia previa hay que empezar de cero aprandose un poco más con ellos  enseñandoles las cosas más básicas en un principio.

Además de encargarse del modulo de porteros del Campus Kiko realiza durante todo el año entrenamiento especifico de porteros de fútbol sala y futbol en las Escuelas Deportivas Vigo 2015. Que cual es la diferencia entre ambas disciplinas.
“Bueno pues hay muchas pero las principales son que  en  sala, por ejemplo,  las porterías son más pequeñas, se juega de otra manera, es más rápido, mientras que en fútbol las porterías son más grandes y es un tipo de juego quizás más pausado. Aunque algunos jugadores son porteros en sala y en hierba, en nuestro club se hace un entrenamiento enfocado a cada campo y con la meta de mejorar día a día y estar preparado siempre para cuando lleguen los partidos estar ahí y dar lo mejor”.
Entre los que despuntan claramente, cabe citar a Joel, (Alevín de 2º año). “Se le ve. Es un niño que ya desde muy pequeño lo tenemos de mano y al entrenar tanto tiempo con se ve claramente su evolución. Pero hay más ejemplos en las Escuelas Deportivas Vigo 2015. Hay cantera, trabajo y mucho futuro por delante. “Yo creo que si, al final yo no creo en las figuras desde muy pequeñitos. Lo mejor para un equipo es atraer a muchos niños y, formarlos desde pequeñitos con el estilo de nuestra escuela.  A partir de ahí es factible que siempre contemos con algunos jugadores que despunten o salgan con bastante más calidad. Eso es importante y es más importante para el club que sea desde cero. Que se hayan formado en el club, con nuestra técnica, que aprendan y evolucionen gracias al club. Eso es un orgullo”, nos comenta.

Alberto Fernández formado en la cantera de nuestras escuelas Vigo 2015, es un ejemplo clarísimo del espíritu de sacrificio y entrega que nos refiere Kiko Lopez. Pasó por todas las categorías. Desde pequeñito, adoraba la portería, le gustaba entrenar, “es un chico sacrificado que se esforzó siempre muchísimo, un chico que aparte tiene la virtud (esto es importantísimo) de ser un gran estudiante. Eso es algo que creo que tiene que ser prioritario siempre.  Y el éxito ha llegado. Porque el esfuerzo siempre tiene premio.  Ahí está jugando liga italiana. Ha jugado en las categorías inferiores del Lobelle, que en Galicia es un club de referencia, ha estado en el Santiago Futsal y ahora triunfa en la Cascina Orte en la Liga Italiana.  Le queda nada ya para dar el salto que tiene que dar para asentarse un poquito como profesional y bueno y muy orgulloso”.

En la actualidad hay muchos chicos preparándose en nuestras escuelas y alguno habrá que siga la estela de Alberto pero eso sí,  “todavía tienen mucho que entrenar, mucho que trabajar, esto no se para ni ahora cuando estan aprendiendo ni después si tienen la suerte de llegar, porque después hay que andar aún mas para mantenerse. Cuando  se juega con gente de un máximo nivel hay que trabajar mucho más todavía para mantenerse ahí, trabajar y disfrutar del deporte que les gusta”

El especialista en Nutrición Carlos Cabezas visitó este jueves el VIII CAMPUS DOBLE F SPORT y asesoró a los chavales sobre dieta equilibrada y saludable


En la jornada vespertina de este jueves, los chavales que participan en el VIII CAMPUS DOBLE F SPORT, que organizan las E.D. VIGO2015 recibieron la visita del especialista en nutrición, Carlos Cabezas. Ha sido una charla muy instructiva minutos antes de iniciarse la sesión vespertina de entrenamiento específico de Fútbol Sala y Porteros.
El nutricionista  recomendó a los chavales que sigan  una alimentación variada y equilibrada en la que por supuesto las frutas y las verduras juegan un papel fundamental. El experto les hizo entender que una alimentación sana y variada incide de forma positiva en la salud. Ya se sabe que somos lo que comemos, y aunque en la infancia es fácil abstraerse y no pensar en el futuro, con la edad, los hábitos poco saludables pasan factura a nuestro cuerpo.
Evitarlo es tarea fundamental de padres y educadores. Observar una dieta saludable es fundamental, sobre todo cuando se trata de niños que queman muchas energías practicando deportes intensos como el fútbol o el fútbol sala . El experto insistió en lo que deben comer y lo que no y les explicó como influye la alimentación en la salud del futuro, cuando lleguen a la edad adulta.  Los mayores se implicaron mucho en la charla y plantearon muchas cuestiones para despejar dudas, si bien, los más pequeños no se quedaron atrás y siguieron atentos la sesión de trabajo. El experto señala que
"La dieta ideal para estos chicos no se diferenciaría mucho de la dieta normal para niños de su edad. Simplemente que cuando tienen una jornada intensa de entrenamiento o un partido de fin de semana deben tener un aporte extra de ciertos nutrientes,  aparte de hidratarse convenientemente.  El resto de días no tendrían que hacer nada especial respecto  a lo que hacen otros niños".
Carlos Cabezas que participa en el VIII CAMPUS DOBLE F SPORT en colaboración con la Escuela Europea Parasanitaria, llamó la atención de los chicos respecto a la gran cantidad de azúcar que hay en los refrescos de cola y otras bebidas refrescantes y energeticas que hay en el mercado y les aconsejó consumirlas con moderación. 
"Los padres debemos descartar bebidas refrescantes de cola porque contienen muchísimo azúcar. Es como si cogiéramos el azucarero y lo vaciáramos en la boca de nuestro hijo. Es preferible saciar la sed con agua, que es el líquido esencial para el organismo  o con zumos naturales, pero siempre  viendo la etiqueta nutricional para ver la cantidad de zumo que aportan". 

En cualquier caso, lo mejor es el agua y el zumo de fruta natural recien exprimida.  Pero tampoco hay que ser demasiado intransigentes  "Evidentemente hay que vivir  y disfrutar un poco y tampoco pasa nada porque de vez en cuando se ingiera alguna bebida poco  recomendable siempre y cuando sea ocasionalmente (cumpleaños de amigos, fiestas y celebraciones que inviten a salirse de la rutina saludable habitual). Un día no pasa nada. Lo importante es la constancia a lo largo del año".
 Las chuches también deben adminsitrarse solo de vez en cuando pero ojito, porque hay productos que tienen sus riesgos y no son nada beneficiosos para la salud y el desarrolo de los niños. Por ejemplo, 

"la bollería industrial y cierto tipo de galletas yo la descartaría, mas que nada, porque existen alternativas muy buenas para hacer un desayuno equilibrado sin  el aporte de grasas tan bestial que proporcionan estos productos. Es cierto también que son muy apetitosos y lo son,  porque los fabricantes se cuidan mucho de que lo sean tanto a la vista como al gusto. Buscan determinadas propiedades organolépticas  para que seamos consumidores de ello y son adictivos.
Hay que descartar sobre todo, los snaks, es decir, patatillas y aperitivos similares. Están muy buenos y es dificil resistirse a su poder de seducción.
" Hay que evitar sobre todo los snaks, llevan una substancia que crea adicción. No podemos parar, tenemos ansia de seguir comiendo el producto. Deberíamos tener un poquito de cuidado con lo que ingerimos porque lo que hagamos ahora, va a determinar nuestra salud en el futuro. Los niños viven al día no son capaces en este momento de visualizar como será su salud dentro de 25 años. Garantizarles una alimentación sana es misión de los padres".

El mensaje del experto va más hacia los padres que hacia los niños y les recuerda que sobre todo en un país como el nuestro con una dieta mediterránea riquísima no debemos dejarnos influenciar por costumbres foráneas que nos invitan a consumir platos rápidos o la denominada comida basur, algo que solo contribuye a elevar los índices de colesterol y a favorecer la obesidad a edades tempranas.

"La educación nutricional debe empezar con los padres que son los encargados de infundir hábitos saludables a los hijos y porque como padres tienen esa responsabilidad. Además pienso que en los centros escolares deberían impartirse talleres que ayuden a las personas a alimentarse mejor desde la infancia y de esta forma eviten problemas de salud cuando sean adultos.  La dieta mediterránea es una de las mejores del mundo y es la que habría que consumir en nuestro pais, si bien a veces es dificil abstraerse de la comida basura es ua un habito social. Si invitan a nuestros hijos a un cumpleaños y es en un Burger ¿que hacemos?. ¿Le decimos que no va?. Creo que la prohibición no sirve de nada. Yo optaría por dejarle ir pero ejerciendo al mismo tiempo cierta labor didáctica, aclarándole que ocasionalmente se puede admitir pero, sin olvidar concienciarle de los peligros de ingerir habitualmente este tipo de comida."